Saltar ao contido principal

LA VACA FUTBOLISTA

Había una vez un granjero que debía su vida al circo y a sus vacas.
Tenía doce vacas bien alimentadas a las que desde pequeñas había enseñado a jugar al fútbol. Para ello, las dividía en dos equipos. Un equipo tenía a la que era considerada la mejor jugadora: Coloreada. Todas lo pasaban genial jugando, pero al final del partido a una le tocaba sufrir.
Un día, el malvado domador les dijo:
-Esta es la última función del mes. El circo está abarrotado así que tenéis que jugar como nunca antes lo habéis hecho.
Las doce vacas salieron a la pista, donde el público las recibió con una gran ovación, demostrando así su alegría. Coloreada iba la primera con el balón entre sus patas. Las jugadoras de los dos equipos se colocaron en sus puestos. Pichichi, el portero del equipo contrario, se acercó a Coloreada y le dijo:
-Como me metas muchos goles, el jefe me matará a latigazos.
-Si no los meto, me matará a mi –se quejó Coloreada.
Muy rara era la noche en la que, después del partido, el malo domador no azotase a alguna de las vaquitas con su látigo como castigo por no haber jugado bien. Las demás, siempre le suplicaban que no fuese tan cruel con sus jugadoras, pero nada le hacía cambiar de opinión. No había manera de ablandar el corazón de aquel malvado.
Aquella misma noche, el domador de circo estaba más nervioso que nunca porque era consciente de que entre el público de la función, se encontraba un importante empresario al que, si le gustaba el espectáculo, firmaría un contrato millonario con él.
El domador se había acercado a Pichichi y le había dicho:
-Sí Coloreada no te mete ningún gol, te beneficiaré a ti. Sino, ya sabes lo que te ocurrirá.
El pobre Pichichi temblaba porque estaba seguro de que Coloreada le marcaría muchísimos goles. Sabía que ella tenía un gran corazón, pero no podía hacer mucho por Pichichi ya que de lo contrario, ella sería la castigada.
Desde el comienzo del partido, Coloreada y su equipo dominaron el juego. La vaca se apoderó de la pelota y metió el primer gol. El público, enloquecido, no paraba de gritar y jalearla:
-¡Coloreada! ¡Coloreada!
De nuevo, la vaca se hizo con el balón y se puso frente a Pichichi. Otro gol para el desdichado portero. Uno tras otro hasta llegar al sexto.
Pichichi tenía los ojos llenos de lágrimas pues ya se estaba imaginando la cantidad de latigazos que iba a recibir de su injusto jefe.
Cuando todo terminó, se fueron a las jaulas para esperar al domador. Primero fue Coloreada por no meter más goles, luego fue Pichichi que además de latigazos recibió patadas. ¡Cuánta crueldad!
Un día, Coloreada y Pichichi decidieron fugarse y escapar de aquel tormento con el que tenían que lidiar casi a diario. Estuvieron bien atentos, trazaron un plan y cuando el domador se despistó, echaron a correr en busca de una vida mejor.
-Jamás volveremos a competir- dijo Coloreada.
-¡Muuuu!- le contestó Pichichi.
Y siguieron su camino en busca de la felicidad.
Pasado un tiempo, se les ocurrió llamar a una de sus antiguas compañeras. La vaquita Casillas, portera del equipo de Coloreada les dijo:
-El jefe es muy bueno. Ha cambiado mucho. Nos ha acogido a todas en su casa y se porta de maravilla.
Coloreada y Pichichi, tras mucho meditar, tomaron la decisión de volver para vivir con sus amigas a las que extrañaban tanto y dar una nueva oportunidad a su jefe. Seguramente se habría dado cuenta de que aquella no era manera de tratar a los animales y se habría arrepentido.




Comentarios

  1. Gustoume moito este conto da vaca futbolista. Está simpático que a porteira se chame como Casillas. JA JA JA

    ResponderEliminar
  2. Lo único que no me gustó fue el comportamiento del granjero al principio, pero bueno al final ya pasó todo.
    Daniel 4º E.P

    ResponderEliminar
    Respostas
    1. Me gustó mucho sobre todo el nombre de la portera casillas Daniel 6º e.p.

      Eliminar
  3. gustoume moito, o que pasa é que fuches escoller os mellores nomes.

    ResponderEliminar
  4. gustoume moito

    vicente 6 de EP

    ResponderEliminar
  5. me ha gustado muuuuuuchísimo. jesus veloso teston

    ResponderEliminar
  6. É MOI CHULO E MOI GRACIOSO

    ResponderEliminar
  7. Dende o meu punto de vista, este relato está moi ben.

    ResponderEliminar
  8. ESTÁ MOI BEN E UN DOS MELLOREES BRAIS (4ºE.P.)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Publicacións populares deste blog

Hoxe é o Día do Libro!! Para celebralo, toda esta semana realizaremos no cole actividades relacionadas coa obra de Miguel de Cervantes, "Don Quijote".
Acordádesvos da batalla contra un rabaño de ovellas que Don Quijote confundiu con soldados?










LA PETITE EMMA

Emma allume son ordinateur. Elle entre dans son e-mail et elle voit qu’elle n’a pas de notifications. Après, elle ouvrela chemise où elle a tout la musique. Emma cherche une chanson  amusante et elle se met danser comme une folle devant du miroir. Toujours elle est aimé fait ça, et depuis sa mère travaille tout le jour, s’aime plus. Avec la musique, Emma n’écoute pas quand son frère Mateo entre dans la chambre d’Emma. Très étonnée, Emma enlève la musique dans l’ordinateur. Son frère rigole, et ça fait qu’elle se met en colère. -Quand tu es entré? -Juste avant tu m’as vu. – réponds Mateo. -Est mauvaise éducation passer sans frapper avant a la porte. –réponds de mauvaise humeur la jeune. -Pardon, Emma. Et depuis quand tu danse devant du miroir ? - Mais, qu’est-ce que ça peut te faire ! –dis Emma rougis. - Je vais dire maman que tu parles grossièrement à ton frère, pour savoir sa opinion sur ça. - Non ! Mateo, ça non ! – elle crie avec peine. -Salut petits. Je suis déjà dans la maison. Qu’est-c…

CENICIENTA